domingo, 11 de diciembre de 2016

Secreto de cerdo al limón

Hoy preparamos una receta de una pieza del cerdo que mas de uno habréis visto en la carnicería y es posible que como yo a mis sesenta y tantos años no había probado, en igual situación se encontraba mi mujer así que lo tenía allí el carnicero y decidimos que nos pusiera un poco para probarlo ya que habíamos oído que era una pieza del cerdo exquisita. El secreto ibérico es una pieza que está en la parte interna del lomo junto a la maza de la paleta, entre el tocino, en lo que sería la axila del cerdo. En algunas zonas del sur se le denomina “lomito”. Es una carne que acumula grasa infiltrada en la masa muscular, creando un veteado blanco que le proporciona una textura y un sabor excepcional.

En la imagen se puede apreciar en que lugar del cerdo se encuentra esta pieza, la verdad que para el tamaño del cerdo es una pieza reducida , ya que puede llegarse a conseguir ,si el cerdo es de gran tamaño tan solo dos piezas de 300 gramos cada una , por lo que esta pieza además de exquisita que ya puedo corroborar que lo es , es una de las partes más caras del  cerdo.
Bien nuestro plato de hoy se trata de cocinar esta pieza, que no solo no habíamos probado nunca ,cuanto menos cocinado.

En la fotografía de arriba se puede apreciar nuestro plato terminado, de la forma que lo hemos hecho es realmente fácil.
Los ingredientes que hemos empleado:
500 gramos de filetes de secreto
Hemos utilizado para darle acompañamiento las siguientes especias
Pimienta blanca molida
Cominos enteros
Ajo seco molido
Sal
1 limón
Aceite de oliva

Vamos a ver como lo hemos preparado :
Lo primero que haremos es quitar el exceso de grasa, que traen algunas piezas para que sea mas saludables.
Ahora pondremos cada pieza sobre la tabla de corte o mesa donde mejor nos apañemos y tan solo por una cara de las piezas vamos a echar un poco de pimienta, cominos y ajo que vamos a palpar con la mano plana apretando para que coja las especias la carne.

Ahora vamos montando una pieza sobre otra por el lado de las especias y por los otros dos lados echaremos la sal, no en exceso, ya sabéis que la sal no es muy buena para el organismo.

Una vez todas asentadas con las especias en una sartén echamos una cucharada de aceite de oliva y encendemos el fuego.
Cuando vemos que ha cogido temperatura vamos echando nuestras piezas .


Primero por una cara y luego por la otra hasta que queden bien doraditas , apartamos a un plato para que se hagan las otras piezas.


Ya que hayamos terminado de freír todas las piezas, las volvemos otra vez a la sartén ahora todas juntas, exprimimos un limón con un poco de agua y se lo echamos a las piezas dejamos reducir un poco para que las piezas vayan cogiendo los sabores y aromas del limón.


Y esto es todo ya solo nos queda emplatar y deleitarnos con el grandísimo sabor de este plato y por supuesto dar la razón a todos aquellos que indicaban el buen sabor de esta pieza,ya que ahora si puedo decir que tenían razón. Volveremos a repetir ya que a la familia nos supo a poco.


Solo queda decirles que aproveche si llegan a hacerlo, con esta receta sale bastante bueno, pero iremos probando otras formas de hacerlo,hasta la próxima.